jueves, 15 de marzo de 2012

Va a ser abuela - Farruko.


jueves, 8 de marzo de 2012

El mini-Jobs.



Si éste fuera un episodio de Los Simpsons, iniciaría así: "Hola, soy Scott Forstall. Ustedes me recordarán por éxitos como el iPhone, el iPad, iOS y Siri".
Forstall, vicepresidente de software iOS en Apple, es el responsable del programa que opera dentro de los dispositivos portátiles de Apple. Es el creador de iOS 6, el sistema detrás del nuevoiPad 3.
Este miércoles la empresa anuncia el nuevo dispositivo y muchos hablarán de sus características, de lo que le falta y de lo que le sobra.
Forstall comparte muchas de las características de Steve Jobs según cuentan los que saben.
Relatan que cuando Steve Jobs decidió apostar por el iPhone, realizó una especie decompetencia interna para saber si el nuevo teléfono heredaría el sistema operativo del iPod o si daría cabida a una versión más ligera y táctil de OS X, el sistema detrás de las Mac.
Forstall encabezó el equipo que adaptaría el OS X a un teléfono inteligente. Sobra decir quién ganó.
Una vez que el mar se calme y la perdida de Jobs se asimile, entonces buscarán a un nuevo capitán. Tanto Ives como Forestall parecen encabezar esa carrera. Apple entonces tendrá que decidir si apuesta por la "apariencia" o por el "alma" de la empresa.

La Tierra esquiva efectos de una poderosa tormenta solar.

Después de atravesar el espacio durante día y medio, y horas después de llegar a nuestro planeta, las autoridades no han reportado los problemas que temían en las redes de fluido eléctrico, los sistemas de navegación satelital (GPS) o los vuelos de las aeronaves, especialmente en las regiones del hemisferio norte. Estas y otras tecnologías frecuentemente se ven interrumpidas por las nubes de partículas cargadas de electrones. Pero la situación todavía puede cambiar a medida que la tormenta sacude el campo magnético planetario afectando las telecomunicaciones, aunque también podría producir coloridas auroras, incluso en zonas más alejadas de los polos. Los principales indicadores mostraron que esta tormenta es 10 veces más grande que el viento solar que normalmente llega a la Tierra.